La repetición

¿Sabías que nuestros movimientos, pensamientos o sentimientos se producen gracias a impulsos eléctricos que viajan a través de una cadena de neuronas las cuales se encuentran unidas a través de unas prolongaciones llamadas axones? La mielina es la sustancia que actúa de capa aislante recubriendo los axones logrando que la información transmitida entre neuronas no se disperse y sea más rápida y precisa. Cuando aprendemos una nueva habilidad, como puede ser tocar el violonchelo, nuestro cerebro comienza a segregar esta sustancia. Al principio la mielina producida es poca y por lo tanto la información se pierde: esta es la razón por la que cometemos tantos errores cuando comenzamos. Necesitamos repetir infinidad de veces las acciones para empezar a retenerlas y asimilarlas: cuanto más practiquemos de manera intensa, más mielina produciremos y más rápidas comenzarán a ser las conexiones que nos ayudarán a ir adquiriendo las distintas habilidades.

Repetir es por tanto la manera que tenemos las personas de aprender. Es por esto tan importante que la práctica la abordemos siempre desde la exigencia: sólo podemos dar por válidas aquellas repeticiones en las que realmente se consiga el objetivo. De otra manera el éxito en la mejora de la habilidad no estará asegurado ya que incorporaremos el error en nuestro aprendizaje: sólo las repeticiones ‘buenas’ valen.

Ahora que sabemos por qué es tan importante la repetición podemos usar diferentes recursos o elementos que nos ayudarán a incluir la repetición en el día a día y de manera lúdica. Por cierto, si queréis saber más sobre lo que sucede en nuestro cerebro cuando aprendemos os ánimo a que leáis «The talent code» de Daniel Coyle.

  • DADOS: la herramienta estrella por excelencia (a mí me gusta llamarlo el dado mandón). Nunca tienen que faltar un par de dados tanto en casa como en el aula. Lo encuentro bastante estimulante porque no elige nadie, sino el azar. En mi clase esta la regla de que el 1 no existe, y significa: volver a tirar. Dependiendo de la edad, o el ejercicio a repetir, hacemos uso de 1 ó 2 dados. También podéis haceros de la versión app, yo la usé durante los meses de confinamiento con el alumnado durante las lecciones online.
  • ÁBACO: además de ser un instrumento de cálculo también puede ser una herramienta para contabilizar las repeticiones de una manera muy visible.
  • AÑOS: se repite el número que corresponda a los años del alumno o alumna. Generalmente esto tampoco suele faltar en el aula y que yo utilizo habitualmente.

VISUALIZAR LAS REPETICIONES: con los más jóvenes conviene además mostrar el número de repeticiones que se están llevando a cabo o que faltan. Para ello podemos usar los siguientes elementos, aunque podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y aprovechar cualquier cosa que tengáis en casa.

  • PAJITAS, BOLÍGRAFOS, LÁPICES DE COLORES, PINZAS: haceos con un número de lo que tengáis por casa e ir moviendo de un sitio a otro. Los más pequeños agradecerán saber y ver cuánto queda.
  • LEGUMBRES, MACARRONES (crudos): ¡no vamos a cocinar! sino que aprovecharemos a mover de un bote a otro, X número de legumbres o macarrones (el número dependerá de las repeticiones que se vayan a querer ejecutar).
  • BOLSA MUÑECOS: llenad en una bolsa una cantidad de muñecos: marionetas, figuritas varias… lo que tengáis por casa y que les guste a vuestros hijos e hijas. Cada vez que realicen con éxito una repetición podrán meter la mano en la bolsa y sacar un elemento sorpresa.
  • BLOQUES DE CONSTRUCCIÓN: con cada repetición vamos añadiendo una pieza. ¡A ver qué torre más alta logramos hacer!

Es muy importante no caer en el error de repetir sólo las piezas que estamos trabajando tocándolas de arriba a abajo una y otra vez. ¿Os suena? A veces el propósito puede ser justamente ese, porque necesitemos fortalecer la resistencia o la memoria de una pieza de cara a un concierto. Pero lo realmente interesante es repetir sobre lo que hay que mejorar. Por eso vamos a un punto exacto, generalmente no muy largo, prestamos plena atención en abordarlo y mejorarlo y lo repetimos hasta dominarlo.

CONCLUSIÓN

  • La repetición mejora la comprensión y el aprendizaje.
  • Lo que al principio es sólo un intento, en el futuro será algo automático. Cada nuevo movimiento lleva a otro más complejo.
  • La repetición siempre se hace desde la intención. No repetimos por repetir, repetimos para mejorar y adquirir habilidades.
  • La repetición nos ayuda a practicar, dominar, retener y reforzar el conocimiento.

¿Cómo abordáis en casa la repetición? ¿Tenéis algún juego que nunca falla? 🕵🏻‍♀️ 🙋🏻‍♀️ 🛎️ 📝 🧮

6 Comentarios »

  1. En caso de pequeños y pequeñas violinistas (que practicamos de pie), un juego que nunca falla es el de dar un pasito hacia delante en cada repetición hasta llegar a una meta que hallamos establecido previamente. ¡Les encanta!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s