Camille Saint-Saëns

CAMILLE SAINT SAËNS

Nuestro protagonista de este mes es el músico parisino Camille Saint-Saëns, compositor de grandes obras del repertorio romántico así como de violonchelo. De hecho es uno de los compositores que más se ha ocupado de nuestro instrumento; basta echar un vistazo a su catálogo para convencerse de ello: Suite para violonchelo y piano op.16, Sonata para violonchelo y piano no. 1 op. 32, Concierto para violonchelo y orquesta no. 1 op. 33, Allegro Appassionato para violonchelo y piano op. 43, Romanza para violonchelo y piano op. 51, Canto sáfico para violonchelo y piano op. 91, Concierto para violonchelo y orquesta no. 2 op. 119, La musa y el poeta para violín, violonchelo y orquesta op. 132, Oración para violonchelo y órgano op. 158), además de su famoso El Cisne del Carnaval de los animales.

Pero empecemos por el principio; Camille Saint-Saëns nació el 9 de Octubre de 1835 en el barrio latino de París. De familia humilde, el pequeño Saint-Saëns. se quedó huérfano de padre cuando apenas contaba con tres meses de vida. Su madre Clémence, que apenas contaba con medios económicos para poder cuidar y criar al joven Camille, recibió con mucha alegría el ofrecimiento de ir a vivir con Charlotte Masson, la tía abuela del joven. Así que tanto Clémence como Charlotte criaron y educaron con mucho cariño al pequeño Saint-Saëns.

Siendo apenas un niño de dos años se quedó perplejo al escuchar los sonidos que surgían del piano antiguo que había en casa. Su tía abuela, intuyendo que esa curiosidad podría traducirse en talento en un futuro, arregló el viejo piano y comenzó a darle clases de este instrumento – no era pianista profesional pero contaba con una formación sólida y de calidad.

Su curiosidad por la composición llegó también siendo muy joven: su primera obra fue una pequeña pieza para piano, escrita en Marzo de 1839 (¡con apenas 4 años y siete meses!) y a los cinco años ya había escrito su primera canción: Le Soir. Pero Saint-Saëns no sólo fue aventajado en la música: a los tres años ya leía y escribía. Con 7 años comenzó a tomar lecciones de piano con Camille-Marie Stamaty con el que estudiaría el Clave bien temperado de Bach —analizando los elementos de las fugas—, así como las obras pianísticas de Schumann o Liszt. También profundizaría en el estudio de armonía e instrumentación a través de la obra de Wagner.​

Con 10 años hizo su debut público interpretando el Concierto en Do menor de Beethoven así como el Concierto de piano nº 15, KV 450 de Mozart con su propia cadencia. Como bis se ofreció a tocar de memoria cualquiera de las 32 Sonata para piano de Beethoven. (casi nada 😅 ). Después de este debut, toda Europa comenzó a pensar que Camille Saint Saëns era el nuevo Mozart. Pero su madre, muy preocupada por su delicada salud (el pobre Camille estuvo toda su vida enfermo de los pulmones), optó por no empujarle a una vida de joven concertista y le brindó la oportunidad de tener una educación global. Así, siguió los estudios ordinarios con brillantez, mostrando un gran interés por todas las disciplinas científicas y literarias, y continuando su progresión y ascenso musical. Entre las muchas disciplinas que cultivó a lo largo de su vida, además de la música, se encuentran la geología, la entomología, la arqueología, la botánica, las ciencias ocultas y la caricatura. Sin duda, una persona muy curiosa y muy inquieta intelectualmente hablando. 💡 ☺️

En 1848, con tan sólo 13 años, ingresó en el Conservatorio de París, donde estudió órgano con Benoist y composición con Halévy. En 1853 fue nombrado organista de Saint-Merry en París y en 1857 alcanzó el mismo cargo en la Madeleine (cargo muy disputado y muy bien pagado). Poco después obtuvo la cátedra de piano de la escuela Niedermeyer. En 1871 fundó la Société Nationale de Musique, orientada a promover la interpretación y difusión de la nueva música francesa y en la cual también formaron parte músicos como Lalo, Franck, Bizet y Fauré, entre otros.

Saint Saëns tuvo una vida prolífica con una extensa obra (más de cuatrocientas composiciones) en las que abordó prácticamente todos los géneros musicales. Su música brilla por su calidad de escritura y su gran belleza. Ha sido considerado «el más alemán de los compositores franceses», por su fantástica habilidad en la elaboración temática.

Para ir acabando os diré que en nuestro repertorio Suzuki de violonchelo tocamos dos obras de Saint-Saëns. Tenemos que llegar al libro 6 para poder interpretar el maravilloso Cisne, de El carnaval de los animales, y al libro 8, para tocar el arrebatado Allegro Appassionato Op. 43. Pero al comienzo de esta entrada ya os comenté que Camille Saint-Saëns. fue uno de esos grandes músicos que escribió para violonchelo en abundancia. Y no puedo acabar este post (y no podéis acabar de leer este post) sin escuchar y ver esta maravilla de concierto, interpretada por la violonchelista Sol Gabetta, que inició sus estudios de violonchelo con el método Suzuki. ☀️

Ahora que conocemos un poco mejor la vida de nuestro músico del mes, espero que queráis poner un poquito de Saint-Saëns en vuestras vidas 👏🏻 👏🏻 🤓 ☀️ 🎼. ¡Es un compositor de los imprescindibles! y vosotras, familias, ¿tenéis alguna pieza favorita de Saint-Saëns. que os gusta escuchar y os gustaría compartir? La añadiré con gusto a la lista de Spotify que comparto justo abajo 🙋🏼 👇🏼.

¡Que la música siempre os acompañe!

2 Comentarios »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s